28 oct. 2009

"Historias de lo Cotidiano"

Un día de paso por la Avenida Taguantar (vía que comunica La Guardia con Juangriego en la Isla de Margarita) me topé con un sitio poco común, parecía un pueblo típico de las peliculas “Western” americanas, me llamó mucho la atención y decidí visitarlo, estaba cerrado al público pero sus amables dueños me permitieron entrar para tomar unas fotos, se trata del parque temático “Pueblos de Margarita”
Es un sitio fascinante, lleno de recovecos donde se hace un merecido homenaje al gentilicio Margariteño, haciendo principal énfasis en sus expresiones artesanales y en sus tradiciones.En este sitio conseguí desde cámaras antiguas hasta una réplica de una pulpería de principios del siglo XX, no sin antes toparme con el primer Bolívar malhumorado que he conocido (una pequeña estatua frente a la capilla). No pude dejar de sentir suspicacia ante tal apariencia física de nuestro Libertador,obviamente relacionándolo con sucesos de nuestros días en Venezuela, los cuales seguramente lo tendrían con ese humor.Seguí hurgando en sus rincones, entre cachivaches viejos pero llenos de recuerdos e historias, así conseguí un espacio dedicado a fotos antiguas de Margarita, ante mis ojos estaban el viejo puerto de Porlamar, la antigua aduana de Pampatar, las desaparecidas Piraguas y entre retratos y paisajes encontré una foto en especial que me impactó, era Playa El Angel. Se preguntarán que tendrá de impactante ver una foto de una famosa urbanización entre Pampatar y Porlamar, resulta que pocas veces nos preguntamos de donde vienen los nombres de los lugares que frecuentamos, las ciudades donde vivimos, las esquinas que cruzamos y éste es uno de esos casos. Por ejemplo, Barquisimeto debe su nombre a una voz indígena que significa “Rio que trae Barro” en clara referencia al Rio Turbio y sus arenas arcillosas, igualmente Caracas que proviene del nombre de una hierba que crecía en el valle del Rio Guaire en la época Pre-colombina, y así muchos ejemplos que podría citar. En el caso de la mencionada zona residencial, muchos de sus habitantes piensan que su nombre deriva de una pequeña playita que está continua a Playa Moreno o peor aún, no tienen ni la menor idea. Aunque es cierto que el nombre proviene de la pequeña playita, el nombre de ésta deriva a su vez de un fenómeno natural generado por la acción de la erosión del mar en los grandes peñascos que se encuentran en ella. Muchos no entenderán la conclusión a la que llegué, pero si observamos la foto que encontré en Pueblos de Margarita con detenimiento lo comprenderán mejor.En la foto se aprecia claramente una figura semejante a un ángel de perfil con las manos juntas en posición de oración.
Lamentablemente el responsable de esculpir esta fascinante figura fue también el autor de su destrucción: "La Naturaleza".
Un huracán y el posterior mar de fondo se encargaron de desaparecer esta silueta para siempre. Menos mal que alguien con su cámara decidió en un momento captar esta imagen para compartirla con nosotros y para poder archivarla en nuestra memoria fotográfica para la posteridad.
Saludos
JCT