22 oct. 2009

"Indio Acostao"

Como lo conté en mi artículo anterior, resido en la Isla de Margarita por ende, cuando algunos amigos vienen de turistas, siempre les recomiendo que se dirijan a la Península de Macanao, situada en el lado oeste de la Isla, (el lado menos poblado y menos desarrollado). Alejada totalmente de complejos hoteleros, casinos, rumbas, playas sobrepobladas y llenas de vendedores ambulantes, etc. Simplemente naturaleza (playas virginales, ambientes alterados sólo por el viento y el mar).
El paisaje imperante es casi en su totalidad árido y abunda la vegetación Xerófita, pero en el centro de dicha península el medio ambiente cambia drásticamente, debido a que se erige imponente un complejo montañoso de extrañas formas, llamado “Monumento Natural Cerro Macanao” , el mismo es refugio de diversas especies de aves exclusivas de la zona, muchas de ellas en peligro de extinción (como La Cotorra Margariteña y el Ñángaro), entre las formas curiosas que puedes observar, (específicamente desde la Playa La Pared ) es un perfil con una pronunciada nariz que semeja a un indio acostado (ver foto).
Si va por la carretera quizás pase desapercibido dicho perfil, ya que hay que fijarse muy bien para descubrirlo, aunque las formas de estos cerros son fascinantes desde cualquier ángulo que se aprecien (desde Juangriego se ven espectaculares también), por esa razón les recomiendo que además de transitarla por sus fascinantes vías que semejan el desierto de Nevada, se den el permiso de caminar la Península. Yo tomé la foto del Indio Acostao en una posada/spa llamada Rancho Makatao, la cual me llamó la atención al pasar frente a ella y después de hacer el respectivo tour por sus instalaciones (las cuales están frente a la Playa La Pared) me di vuelta y me encontré con “El Indio”.

Confieso que aunque soy fiel a mi convicción de ponerle atención a los detalles fotográficos que se esconden por doquier, éste lo descubrí gracias a una foto de una colega de Margarita y luego de indagar en la información, como buen “cazador de imágenes” ,salí a su encuentro. Les confieso que quedé impresionado ante su magnificencia, además ese día las nubes fueron cómplices de mi composición fotográfica y agregaron una silueta humeante que sale desde “la boca del Indio” semejando la exhalación de algún tipo de pipa.
Además de esta atracción natural existen muchas más en Macanao (Playa Punta Arenas, San Francisco de Macanao, Boca de Río, el puente natural, etc.) las cuales aunaremos en otros artículos posteriores.
Recuerden, hay que caminar para explorar y descubrir el mundo alrededor, nunca perdamos el sentido del asombro, la fascinación por lo nuevo (como los niños) y luego tratemos de atesorarlo en nuestras vidas con nuestros lentes o nuestras retinas.

Saludos
Juan Carlos Trujillo M.